Las Rosquillas, como somos muy buenos hijos del maíz, son elaboradas a base de maíz, cuajada, mantequilla, algunas llevan dulce de caña, pero todas tienen un ingrediente secreto, el amor y la dedicación.
Fabricadas en pequeños talleres o fabricas familiares, por manos suaves y delicadas de mujeres somoteñas, todas y cada una de ellas lleva el cariño y atención como si fuesen hechas no para venderlas sino para darlas a un ser muy especial y querido, es por ese ingrediente secreto, que las rosquillas Somoteñas es considerada el manjar del Cariño, al mezclarla con una deliciosa taza de café norteño y llevarla a nuestra boca, se desprende todo el sabor de la ternura y dedicación con las que fueron elaboradas en hornos de barro , por eso y mas no es de extrañar que se fabrican por día, en mas de treinta fabricas alrededor de 20 mil rosquillas por taller y se venden en Managua, Honduras, El Salvador y USA.

Las rosquillas somoteñas son elaboradas en tres diferentes presentaciones: uno: la rosquilla tradicional en forma de una “o” . Dos: la hojaldra o viejitas como son conocidas en Managua, en forma de una minúscula tortilla, con rapadura de dulce en su centro, y por ultimo la quesadilla o rellena, la cual tiene forma de una empanada, con un relleno de azúcar y cuajada en el centro, en el taller delicias del norte se están fabricando un nuevo sabor al mezclarle un poco de chile.

Ven y aprende con amables y humildes mujeres somoteñas a fabricar esta exquisitez nicaragüense y dale a tu paladar una sensación inigualable!

Duracion: 30-60 minutos

Sin Minimo.